8. ENTORNO JURÍDICO Y REGLAMENTARIO PROPICIO

part4_tool8

  • La buena gobernanza económica en áreas tales como: tributación, normativa y la concesión de licencias, es un pilar fundamental para la creación de un entorno empresarial favorable. Una reglamentación efectiva aborda las deficiencias del mercado que impiden una inversión productiva, y armonizan los intereses privados y públicos.
  • Los marcos reglamentarios que apoyan la innovación y promueven la competencia son componentes fundamentales para fomentar el crecimiento económico, la creación de empresas sostenibles y el empleo productivo.
  • Los marcos reglamentarios que son transparentes, comprensibles, no burocráticos y que proveen seguridad jurídica, particularmente con respecto a los derechos de propiedad (y la equitativa aplicación a las mujeres), son esenciales para fomentar y sostener la creación y expansión de las empresas que, de otro modo, se desalentarían debido al exceso de cargas y costos administrativos.
  • Facilitar la entrada de nuevos mercados, eliminando los obstáculos y las barreras para la inversión a través de marcos reglamentarios adecuados, asegura una mayor capacidad innovadora y mejoras en la productividad de la economía de manera global.
  • El entorno jurídico y reglamentario constituye una limitación para las empresas cuando el número de permisos y aprobaciones, junto con los trámites burocráticos que las empresas deben realizar, y los plazos que demora en obtenerlos, son costosos y toman mucho tiempo - esto se aplica a cualquier área que repercuta en las empresas.
  • Son esenciales los procedimientos de supervisión, la transparencia, y las enmiendas y revisiones sistemáticas de los marcos reglamentarios.
  • El tamaño de la carga fiscal en las empresas es importante para la inversión y el crecimiento. Cuando los impuestos son altos y las correspondientes ganancias parecen bajas, existen mayores motivos para que las empresas opten por no pertenecer al sector formal.
  • La experiencia demuestra que las economías que facilitan el pago de impuestos tienden a enfocarse en tasas fiscales bajas, junto con una base impositiva más amplia y una administración tributaria más eficiente y simple, así como un impuesto por base impositiva. También tienden a proporcionar sistemas de presentación y pago electrónicos, los cuales reducen la carga fiscal a las empresas, a la vez que aligeran sus requisitos administrativos.(1)
  • Además de los impuestos pagados, existen los costos de cumplimiento de la legislación fiscal. A nivel mundial, desde una pequeña empresa hasta una mediana empresa estándar emplean en promedio tres días laborables por mes para cumplir con las obligaciones fiscales. Cuando el cumplimiento fiscal impone una carga pesada en el costo y los plazos, puede desalentar la inversión y fomentar la informalidad.(2)
  • Las normas deficientes de seguridad y salud pueden costar vidas humanas y representar un costo monetario. Cuando algo acontece de manera equivocada, las empresas tienen que asumir un gasto considerable a fin de enfrentar las consecuencias. Podría ser más difícil y costoso contratar un seguro. Las normas deficientes de seguridad y salud pueden estropear la reputación de las empresas, amenazar su posición en la comunidad empresarial, y la capacidad para contratar personal.
  • Un sistema efectivo de administración del trabajo proporciona un clima empresarial estable, ya que es una institución fundamental que apoya al mercado y alienta la inversión nacional y extranjera directa. Un sistema de administración del trabajo deficiente no atrae a los inversionistas. En el mercado mundial de hoy en día, el hecho de contar con un registro deficiente de cumplimiento de la legislación nacional – así como de incumplimiento de las normas internacionales del trabajo básicas – puede generar preocupaciones en el consumidor. Una administración del trabajo sólida que garantice que las compañías nacionales e internacionales cumplen con la legislación nacional, puede ser una característica atractiva para las empresas nacionales e internacionales.(3)
  • Se deberán eliminar las reglamentaciones que dificultan la competencia y el mercado; pero, en caso de ser necesario, se deberán modificar aquellas normas que se requieren para la conservación del medio ambiente, la seguridad pública o la salud, a fin de lograr las metas de la manera más eficiente posible.
  • La reforma reglamentaria no tiene efecto, al menos que se comunique claramente a la sociedad los resultados de la reforma.
  • La reforma reglamentaria deber ser un proceso permanente.

(1) Doing Business: "Paying taxes" (Pago de Impuestos) 2010.

(2) Everest-Phillips y Sandall, 2009; de Mooij y Nicodème, 2008.

(3) OIE: "Labour Administration" (Administración del Trabajo), DOCUMENTO INFORMATIVO, 2005.