5. CULTURA EMPRESARIAL

part4_tool5

Crear las condiciones propicias para el desarrollo empresarial, fomentar la iniciativa empresarial y las políticas para alentar la inversión, son los tres elementos complementarios con respecto al desarrollo político, social y económico. Sin embargo, la relación entre el desarrollo económico y las actividades empresariales es simbiótica en muchos aspectos. La actividad empresarial genera innovación, produce presiones competitivas y desarrolla oportunidades en las economías. En muchos aspectos, es la base para un mayor desarrollo económico.(1)

Por naturaleza, una actividad empresarial exitosa debería estar "impulsada por la demanda", ya que es una reacción a una determinada demanda del mercado.(2) Está brindando una alternativa. Sus características fundamentales incluyen:(3)

  • La asunción de riesgos, (con sus resultados positivos o negativos, por ejemplo, la voluntad de asumir riesgos y enfrentar la incertidumbre, pero también cosechar las recompensas de dichos riesgos);
  • La oportunidad, buscar y aprovechar las oportunidades;
  • La innovación, desarrollar nuevas ideas o enfoques (aunque ésta no siempre podría ser una condición necesaria para que algo sea considerado empresarial, por ejemplo, asociarse a un mercado en expansión o competir de manera más eficiente que los proveedores existentes).
  • La iniciativa empresarial es un mecanismo fundamental para el desarrollo económico en todas sus fases. El espíritu empresarial es la fuente principal de innovaciones de casi todas las industrias, y conduce al nacimiento de nuevas empresas, así como al crecimiento y renovación de las organizaciones establecidas.
  • La innovación es el elemento decisivo en la generación del crecimiento endógeno, la cadena de reacciones que conduce a círculos virtuosos de crecimiento mediante el uso de nuevas tecnologías que, a su vez, conllevan al aumento de la productividad, extendiendo así, aún más, las oportunidades actuales del mercado y, a su vez, conducen a regresar a los incentivos de innovación.
  • Los emprendedores formulan y dirigen la innovación; aceleran los cambios estructurales en la economía, e introducen una nueva competencia, contribuyendo de ese modo a la productividad. Los emprendedores sociales realizan una función similar en la economía social, cubriendo la brechas de las necesidades sociales que han sido escasamente abordadas o que no han sido cubiertas, ni por la empresa ni los gobiernos.(4)
  • La actividad empresarial puede tener un impacto inmediato y diverso en los niveles de pobreza, ya que una vez que el emprendedor ha logrado una viabilidad financiera, ello usualmente significa que él o ella puede empezar a desarrollar su negocio, empleando, de ese modo, a más personas directa o indirectamente a través de los proveedores.
  • Mediante el proceso de innovación en curso que acompaña al crecimiento de la viabilidad financiera, el emprendedor puede proporcionar servicios más adecuados y asequibles a un mayor número de clientes. En determinados casos, éstos servicios son indispensables, tales como la asistencia médica o la educación.
  • La innovación y la iniciativa empresarial están estrechamente relacionadas. Sea que los emprendedores tengan éxito en la introducción de nuevas combinaciones producto-mercado, o sea que los interesados copien sus innovaciones, el efecto es el mismo, que es una mayor productividad y crecimiento económico.(5)
  • Las microfinanzas pueden constituir un aporte poderoso para la actividad empresarial.
  • Tanto en el mundo desarrollado como en el mundo en desarrollo, existen barreras que limitan a los potenciales emprendedores a desarrollar y expandir sus negocios. Particularmente, las mujeres y los jóvenes pueden enfrentar dichas barreras. Además, pueden haber actitudes sociales y culturales que podrían desalentar a las mujeres a empezar un negocio.
  • La debilidad de las leyes de quiebra pueden actuar como una gran barrera para iniciar una empresa, primero, porque los emprendedores serían disuadidos por la falta de protección en caso que una empresa fracasara.
  • La actividad empresarial puede ser un medio para generar puestos de trabajo, atenuar las presiones sociales de la sociedad, brindar oportunidades para que otras empresas sean proveedoras, aumentar las alternativas; permitir una mayor integración económica; impulsar las relaciones comerciales y de inversión (que también pueden conducir a aumentar la estabilidad en la región).

(1) "Enfoques y políticas para fomentar el espíritu empresarial" – una guía para las organizaciones de empleadores, OIE, 2005.

(2) Los países que tienen el PBI más bajo tienen los niveles más altos de emprendedores impulsados por la necesidad (vale decir, personas que se ven presionadas a ser emprendedores porque hay escasez de oportunidades de trabajo o las que existen son insatisfactorias).

(3) El Informe Global de Competitividad del Foro Económico Mundial define las tres etapas del empresariado: la fase impulsada por los factores, la fase impulsada por la eficiencia, y la fase impulsada por la innovación. Esta clasificación de las fases del desarrollo económico está basada en el nivel de PBI per cápita y en el grado hasta el cual los países están orientados por los factores, en términos del porcentaje de exportaciones de artículos de primera necesidad del total de las exportaciones. Las economías impulsadas por los factores son principalmente extractivas por naturaleza, mientras que las economías impulsadas por la eficiencia presentan la escala intensiva como principal catalizador del desarrollo. En la etapa del desarrollo impulsada por a la innovación, las economías se caracterizan por su producción de bienes y servicios nuevos y únicos, los cuales se generan mediante métodos sofisticados y casi siempre innovadores. A medida que los países se desarrollan económicamente, tienden a pasar de una fase a otra.

(4) Informe del Proyecto de Medición de la Actividad Empresarial Global del año 2009 (Página N° 8).

(5) ibid.