4. RESPETO DE LOS DERECHOS HUMANOS UNIVERSALES

part4_tool4

  • La empresa siempre ha reconocido que desempeña un rol importante, conjuntamente con otros actores, para contribuir al desarrollo de las comunidades en las que opera.
  • Para ser sostenibles, las empresas deben realizar sus operaciones dentro de un entorno que garantice valores como: la libertad, la igualdad, la justicia y el respeto de la ley.
  • Las empresas deben cumplir con el derecho laboral nacional y los requisitos antidiscriminatorios, así como con la aplicación de los derechos legales.
  • El respeto de los derechos reconocidos internacionalmente es fundamental, incluyendo aquéllos reflejados en la Declaración de la OIT de 1998 relativa a los Principios y Derechos Fundamentales en el Trabajo (enfatizando la eliminación efectiva del trabajo infantil, la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso u obligatorio, la eliminación de la discriminación, la libertad de asociación y la libertad sindical, y el reconocimiento del derecho de negociación colectiva).
  • Las compañías, como otros actores sociales, deben respetar las obligaciones que les han impuesto las leyes y reglamentos.
  • El Estado tiene el deber de brindar protección contra los abusos a los derechos humanos cometidos por terceros, incluyendo a las empresas; la responsabilidad empresarial(1) de respetar los derechos humanos, que significa velar porque no se infrinjan los derechos de los demás.(2)
  • La dinámica alrededor del rol de la empresa es sumamente compleja. Brinda las oportunidades para hacer contribuciones positivas, pero también demanda el reconocimiento de las restricciones legales y prácticas que enfrenta todo actor que no pertenezca al sector público.
  • Para que continúen siendo viables, las empresas deben ser rentables, pero la rentabilidad simplemente podría ser demasiado difícil de lograr si se tienen demasiado expectativas sobre las empresas. El rol principal de la empresa en la sociedad es la generación de riqueza, la innovación y, como consecuencia de ello, el empleo.
  • Las empresas no son una alternativa para el gobierno. Ni las empresas ni las OE tienen el mandato para hacer que otras partes cumplan las leyes.
  • El rol primordial de una empresa en la sociedad es tener éxito en sus mercados y generar productos, riqueza, empleo y ganancias. Las expectativas que se tienen de las empresas nunca deberían poner en riesgo ese rol.
  • Muchas empresas están trabajando con los proveedores para asegurar que los productos/servicios que éstas ofrecen estén de acuerdo con las leyes locales y con sus propios valores. Ese compromiso positivo no debería hacerlas "responsables" de la aplicación de los sistemas jurídicos nacionales.
  • Las empresas constantemente deben hacer el seguimiento del impacto de sus operaciones para asegurar el cumplimiento legal o, en las áreas donde haga falta la regulación legal, deben tomar acción para asegurar que ellas no están impactando negativamente a la sociedad mediante sus actividades.

(1) El término "responsabilidad" de respetar, en lugar de "deber" tiene el objetivo de indicar que respetar los derechos no es una obligación que generalmente impongan las leyes sobre los derechos humanos internacionales vigentes directamente a las compañías, aunque los elementos podrían estar reflejados en las leyes nacionales. A nivel internacional, es una norma de conducta esperada reconocida virtualmente en todos los instrumentos voluntarios y de derecho blando relacionados con la responsabilidad empresarial. (John Ruggie: USCIB, 24 de febrero de 2010, Atlanta).

(2) Naciones Unidas: "Protect, Respect, Remedy" (Proteger, Respetar y Reparar), El Informe del Representante Especial al Consejo de Derechos Humanos, junio de 2008.