2. BUENA GOBERNANZA

part4_tool2

  • Los procesos de una buena gobernanza son importantes para dirigir la complejidad política, así como para promover las metas económicas, medioambientales y de bienestar social, que satisfacen los intereses de los ciudadanos.
  • La buena gobernanza ayuda a que los gobiernos respalden una cultura administrativa que está bien dotada para considerar las consecuencias de las opciones políticas.(1)
  • Desde la perspectiva empresarial, la confianza en el gobierno es un factor esencial para las decisiones que tomarán las empresas, tal como la decisión de invertir o ampliar las operaciones. Esta confianza se logra a través de la coherencia de los enfoques que toman los gobiernos a lo largo del tiempo - con respecto a la concepción e implementación de las políticas.(2)
  • La base del marco de toda política pública debe estar constituida por una buena gobernanza pública, incluyendo el gasto público productivo, las estructuras de gobernanza abiertas y transparentes, y una sólida gestión pública, sin corrupción.
  • La mala gobernanza disminuye la confianza en las instituciones públicas, lo que a su vez puede producir un sentimiento de impotencia, indiferencia y cinismo. También conlleva a malgastar los fondos que fueron destinados para solventar las obras o servicios públicos. Debilita la confianza de los inversionistas, e indica que las inversiones a largo plazo podrían realizarse particularmente en otro lugar.
  • La mala gobernanza debilita el estado de derecho y es tierra fértil para el crimen organizado. Distorsiona la competencia, obstaculiza la transparencia y conduce a una distribución ineficiente de recursos.(3)
  • De la misma manera, la gobernanza empresarial en los negocios es el eje central para crear garantías contra la corrupción y la mala administración, restringiendo las operaciones con información privilegiada y el clientelismo, y promoviendo a la vez los valores de la economía de mercado en una sociedad democrática. Estos valores incluyen la rendición de cuentas, la transparencia y el estado de derecho - así como la justicia, la responsabilidad y la propiedad, y la protección de los accionistas minoritarios.
  • El grado en que las empresas cumplan los principios básicos de una gobernanza empresarial sólida es un factor determinante en las decisiones de inversión, influenciando la confianza de los inversionistas, el costo de capital, el funcionamiento general de los mercados financieros, así como, finalmente, el desarrollo de fuentes de financiamiento más sostenibles.

(1) OCDE Análisis del Impacto Normativo: Una Herramienta de Cohesión Política, 2009.

(2) Opiniones conjuntas de la Cámara de Comercio Internacional (CCI) y la Organización Internacional de Empleadores (OIE) de la 45a. Sesión de la Comisión de las Naciones Unidas para el Desarrollo Social, del 7 al 16 de febrero de 2007.

(3) Guía de la OIE para los empleadores sobre la lucha contra la corrupción y el soborno, 2009.