Parte i: Principios básicos

Las organizaciones de empleadores deben saber qué es lo que representan, y expresar claramente sus valores y creencias principales. Si los empleadores individuales y la comunidad en general no saben lo que representa una organización, es poco probable que se afilien, escuchen sus opiniones, o que ésta infunda respeto o reconocimiento.

Este factor ha generado que la mayoría de las organizaciones de empleadores elaboren declaraciones de los principios básicos, los cuales exponen sus objetivos, junto con los principios fundamentales en los cuales se establece la organización. Las declaraciones de los principios básicos se basan mayormente en los objetivos de constitución de una organización, pero también pueden ampliarse o expresarse en términos más actuales. Un ejemplo de una declaración simple y clara de los principios básicos es el: "Apoyo a la iniciativa empresarial, la inversión privada y el empleo".

Las declaraciones de los principios básicos tienen un doble propósito: actúan como un primer punto de referencia para los miembros, los potenciales miembros y las partes interesadas externas, a fin de que comprendan la naturaleza de la organización de empleadores, junto con las razones comunes en torno a las cuales presta servicios y lleva a cabo la representación y el cabildeo. En segundo lugar, éstas ayudan a los ejecutivos y al personal con programas de planificación interna, trabajo o capacitación, y la determinación de prioridades de los recursos.

Como muchas otras empresas, la presión del trabajo cotidiano en una organización de empleadores puede conducir inevitablemente a que el personal (especialmente los empleados nuevos o con menos experiencia), cuestione qué logros se han obtenido o la importancia de una tarea en particular. Las declaraciones de los principios básicos pueden servir como puntos de referencia, con los cuales se puede hacer un seguimiento de las actividades que son relevantes para cumplir las metas generales de la organización. Ello puede tener el efecto de mejorar el espíritu de trabajo, la productividad y la colaboración interna.

Ejemplo de una breve declaración de los principios básicos:
"La OE promoverá los intereses de las empresas y los empleadores, trabajando para promover el desarrollo continuo en un entorno competitivo que fomente el crecimiento sostenible, y dentro del cual puedan prosperar tanto las empresas como las personas."

Las declaraciones de los principios básicos se fundarán en los siguientes elementos:(2)

  1. Sistema de libre mercado:Se ha descrito claramente que las políticas están orientadas al mercado, y el gobierno ha mostrado manifiestamente que ha liberalizado, está liberalizando o liberalizará efectivamente los mercados de productos, lo que permitirá el ingreso de las empresas nuevas y las más productivas, y la salida de las empresas obsoletas de dichos mercados.
  2. Apertura de la economía global:Facilita en gran medida la exposición de ideas, experiencia y tecnologías del resto del mundo, a la par que se basa en la demanda global para complementar los componentes nacionales.
  3. Estabilidad macroeconómica: Control de la inflación y de las finanzas públicas sólidas.
  4. Altas tasas de ahorros y de inversión: Especialmente, la inversión del sector público y privado en infraestructura física y social (por ejemplo, educación y salud).
  5. Gobiernos comprometidos, confiables y capaces: Se desempeñan de una manera que representan los intereses de los ciudadanos del país.
  6. Promoción de la inversión nacional y extranjera.
  7. Movilidad laboral: Permite el movimiento de personas desde los centros rurales hasta los centros urbanos en crecimiento que generan empleo.
  8. Protección al inversionista: Los términos derechos de propiedad y cumplimiento de contratos, ya que sin dicha protección, las empresas y los emprendedores no tienen incentivos para acumular el capital y mejorar la productividad.
  9. Instituciones económicas: Éstas definen los derechos de propiedad, el cumplimiento de contratos, transmiten la información, cubren las brechas informativas y ejercen influencia en las inversiones de capital físico y humano, así como en la tecnología.
  10. Mantenimiento de la cohesión social y la estabilidad política: Sin las cuales, la paz social y política, así como la economía, no pueden desarrollarse adecuadamente.

Los principios generales arriba indicados no describen perfectamente las políticas específicas que se aplican universalmente y que funcionan de la misma manera en todos los países, pero éstos sí representan una base política sobre la cual pueden concebirse, comprobarse y ejecutarse las estrategias nacionales de crecimiento sostenible.

Estos principios son los fundamentos necesarios que deben implementarse para permitir el despegue de las políticas. Estos temas deben ser los fundamentos básicos de la postura del cabildeo de una OE. Sin la implementación de estos elementos, es poco probable que haya crecimiento y desarrollo empresarial, ni que se generen puestos de trabajo de una manera sostenible a largo plazo.

Una declaración política clara en este sentido es el primer punto de partida.

1.2 Incorporación de Valores

Todas las organizaciones tienen valores, pero no todos los identifican o enumeran. Adicionalmente a los declaraciones de los principios básicos, la exposición de las convicciones y los objetivos principales (vale decir, por qué existe la organización), muchas organizaciones de empleadores han adoptado declaraciones de valores que describen los atributos, por los cuales la organización lleva a cabo sus actividades (vale decir, de qué manera la organización piensa actuar para lograr las metas que se ha planteado).

Se puede definir la cultura de una organización como la suma total de sus valores y la forma en que se implementan. Las declaraciones de valores con frecuencia reflejan tanto la aspiración como la realidad. El valor o los valores que respaldan una cultura positiva o negativa son imprecisos, sin embargo, son concretos. Con frecuencia ellos reflejan un modo y sentimiento no expresado de una organización y su liderazgo. Por ejemplo, no hace falta trabajar o ser cliente de una organización por mucho tiempo para determinar si tiene una cultura positiva "basada en el servicio" o, por el contrario, una cultura negativa que "sólo hace lo mínimo indispensable". Los ejemplos de valores positivos que mayormente reflejan las organizaciones de empleadores incluyen la "creatividad", "el profesionalismo", "la integración", "la persistencia", "la excelencia" y "la independencia", pero existen muchos más.

La presentación de dichos valores y culturas es la reflexión de una ética colectiva de los funcionarios, ejecutivos y del personal; es muy deseable que las declaraciones de valores se desarrollen a través de un proceso participativo, tal como talleres o reuniones de equipo. La experiencia de una serie de organizaciones de empleadores y, de forma más general, de empresas, sugiere que el desarrollo de las declaraciones de valores puede ser una experiencia enriquecedora y generadora de vínculos entre los ejecutivos y el personal, si se asume sin prejuicios ni juzgamientos. La implementación de los valores organizativos acordados, puede generar cohesión y dar orientación a las personas que están involucradas en su liderazgo, en las actividades operativas y en la prestación de servicios.

En términos generales, los valores son las convicciones inherentes que poseen los individuos, mientras que la cultura describe el comportamiento de un grupo de personas con ideas afines. Es posible que las diferentes naciones, los diversos grupos de personas, o las diferentes sociedades tengan diversos valores y que, con frecuencia, se agrupen los individuos con valores similares. Los valores pueden ser los éticos y morales, los valores políticos, sociales y estéticos, etc.

Los valores implican que las personas tengan opciones – y que las opciones que elijan se basen en sus valores. Es probable que los valores compartidos generen confianza mutua y una toma de decisiones coherente. Si todos en la empresa creen que todos tomarán la decisión "correcta" en determinadas circunstancias, entonces, existirá menos necesidad de control jerárquico, y mayores posibilidades para fomentar la responsabilidad e iniciativa personal. El resultado no sólo será un mayor énfasis para lograr las metas de la organización, sino también una fuerza laboral más motivada.

EJEMPLO DE LA DECLARACIÓN DE VALOR:
"Estamos dedicados a servir a nuestros miembros de manera inmediata y profesional. Estamos comprometidos con los más altos estándares de ética e integridad, para ser empleadores innovadores, y fomentar un ambiente de trabajo y cultura dentro del cual las personas se traten con respecto y confianza".

(1) Esta sección es una adaptación del artículo de Peter Anderson, Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Australia: “What the Private Sector expects from its representative organizations” (Qué Espera el Sector Privado de sus organizaciones representativas) Revista de Política Social y Laboral de la OIE, 2009, http://www.acci.asn.au/text_files/submissions/2009/Peter%20Anderson%20IOE%20Article%20June%202009.pdf

(2) La Comisión de Crecimiento y Desarrollo: Informe Final, 2008.