Parte v: Estar preparado para adaptarse

No es una garantía pensar que todas las dimensiones de una limitación mayor de la actividad económica son vinculantes al mismo tiempo. Las dimensiones cambiarán. A medida que una economía en desarrollo crece, su mercado e instituciones normativas cambian y sus capacidades aumentan. Como resultado, las políticas y estrategias de crecimiento, y el rol del gobierno, cambian. En pocas palabras, aunque pudiera haber una limitación mayor urgente, que requiera atención inmediata, esto cambiará y evolucionará, obligando a que el foco de atención de las "nuevas" limitaciones se ubique en otro lugar. El desarrollo político y la posición de la OE deben reflejar esta realidad.

La OE podría haber empezado abogando por un cambio en la política, pero después podría haber llegado a la conclusión de que existen algunos problemas donde el gobierno va a tomar un rumbo diferente a los deseos de la OE, independientemente de la evidencia que ésta pueda proporcionar.
Si, por ejemplo, el gobierno ha incluido en su plataforma de campaña mayores regulaciones sobre las agencias de empleo temporal (en respuesta a algunas inquietudes reales o percibidas), entonces, es muy probable que esto ocurra.  Quizás la OE se esté embarcando en una batalla inútil para impedir que eso suceda; y en dicho ejercicio desperdiciará el capital político y, probablemente, la buena voluntad.

Si eso parece factible, es mejor aceptar el problema como está y seguir adelante, por las siguientes razones:

  • Si el gobierno está determinado a continuar un curso de acción particular que la OE no deseaba, por ejemplo, dar regulaciones, entonces la OE bien podría cambiar su actitud de oponerse a la regulación, y tratar de inflluenciar su contenido, a fin de minimizar la carga para sus miembros;
  • Se deben conservar las relaciones; luchar contra un problema hasta llegar a paralizarlo no es una estrategia sostenible ni efectiva. Si un tema que la OE está fomentando se ha topado con una pared infranqueable, délo por finalizado, y proceda con el siguiente tema.

Examine los resultados imprevistos de la propuesta de la OE en la medida de lo posible. Por ejemplo, podrían haber consecuencias negativas, provenientes incluso de un curso positivo de una medida correctiva. Por ejemplo, imagínese que los monopolios de energía eléctrica han sido identificados como los costos más importantes para la empresa. A través del tiempo, la OE (y otros), hacen lobbies exitosos para la privatización de este sector, pero los actuales proveedores que están en un monopolio, bien podrían haberse vuelto ineficientes e incompetentes debido a las normas globales. La apertura del sector conlleva el riesgo de tener resultados económicos deficientes a corto plazo (por ejemplo, despidos inmediatos / cierres), a pesar de las macroganancias a mayor plazo. Sin embargo, esto puede generar en sí una resistencia política, conllevando, quizás, a un cambio de gobierno y a una mayor resistencia a las reformas identificadas por la OE.