Parte i: Establecer objetivos específicos

Desarrollar una idea clara de lo que significará alcanzar el éxito y de cómo será el mismo. El objetivo político de la OE deberá cumplir con los siguientes criterios: deberá ser específico, cuantificable, alcanzable, realista y tangible (o de duración determinada).

Ejemplo:

La OE está tratando de lograr una reducción de dos por ciento de la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA), del 21 por ciento al 19 por ciento, a fin de alinear las tasas del IVA con los competidores regionales como anticipo de un tratado regional de libre comercio.

¿Este objetivo político cumple con los criterios específicos, cuantificables, alcanzables, realistas y de duración determinada?

Específicos: SÍ; busca los cambios en una franja fiscal específica (no requiere un ejemplo de mayores cambios en el sistema tributario).

Cuantificables: SÍ; el gobierno disminuirá la tasa en 2 por ciento (o menos), o no lo hará. La OE y sus afiliados verán el resultado claramente.

Alcanzables: SÍ; la OE ha solicitado hacer cambios que nivelarán el campo de juego de las empresas nacionales e impulsarán la inversión.  El gobierno se ha comprometido a seguir este rumbo político en su plan nacional.

Realistas: SÍ; la OE está convocando a un cambio tributario mínimo, que no producirá una considerable reducción en los ingresos públicos. La OE también está argumentando que una reducción de la tasa del IVA realmente impulsará el incremento de las actividades comerciales y aumentará la renta pública.

De duración determinada: SÍ; se debe tomar acción antes de que entre en vigencia el tratado regional de libre comercio.