Parte iv: Identificación del público objetivo

Es absolutamente esencial identificar a las personas clave que toman las decisiones, las cuales pueden mejorar las políticas vigentes, crear nuevas políticas y asegurar que éstas se implementen. El público objetivo es el grupo de partes interesadas que puede ayudar a facilitar el cambio político que la OE espera lograr.

Existen dos tipos de públicos objetivo: el primario y el secundario. Los públicos primarios son aquéllos individuos con una autoridad directa para hacer cambios políticos (por ejemplo, el Ministro de Agricultura, los miembros del Parlamento, etc.). Informar o persuadir al público primario sobre un tema político, es el eje de cualquier estrategia de cabildeo.

Los públicos secundarios son aquéllas personas que pueden influenciar en las decisiones del público primario. Los públicos secundarios son importantes debido a que pueden ser un camino para llegar al público primario, el cual podría no estar disponible directamente para la OE. Los públicos secundarios, pueden incluir al público en general, los académicos u otros ministerios del gobierno, partidos políticos o parlamentarios.(1)

Un público objetivo primario es la persona, o grupo de personas dentro de una institución, que toma las decisiones, con autoridad para elaborar o cambiar una política. Los públicos son siempre personas, no instituciones. Como ejemplos de públicos primarios tenemos a:

  • El Presidente o el Primer Ministro.
  • El Secretario General Departamental.
  • El jefe de un instituto u organización.

La selección de un público primario requiere que usted tenga cierto conocimiento sobre la institución u organización. La OE debe conocer quién ejerce el poder y qué personas se relacionan con ellos. Usualmente, existen varios públicos secundarios potenciales. Por lo general, la OE debe tratar de concentrarse en aquéllos públicos secundarios que tienen la mayor capacidad para ejercer influencia en su público primario.

El conocimiento de su público es fundamental para planificar una iniciativa de cabildeo. La OE no puede realizar actividades de cabildeo si no ha identificado a sus públicos objetivo.

El aprendizaje de los públicos objetivo es una de las partes más importantes del desarrollo de una estrategia de cabildeo efectiva. Cuanto más se conozca sobre los públicos objetivo, existen mayores probabilidades de que se logren las metas. Este proceso empieza con un análisis político y debe continuar a lo largo de la iniciativa.

Lo que necesita saber sobre su público objetivo

  • ¿Con cuánta información cuentan ellos sobre su tema?
  • ¿Ellos ya tienen una opinión?
  • ¿Ellos ya han votado o han tomado una posición pública sobre el tema?
  • ¿Qué nueva información está usted ofreciendo?
  • ¿Qué objeciones podrían tener ellos de su posición?
  • ¿Usted necesita aclarar alguna idea errónea o contrarrestar los argumentos en contra?
  • ¿Qué podrían perder ellos como resultado de su propuesta?
  • ¿Puede relacionar su tema con algún asunto que usted sepa que ellos respaldan?

(1) The Policy Project (El Proyecto Político), 2006. http://www.policyproject.com/pubs/advocacy/English/Policy%20Proj%20Sec%20III-3.pdf