Paso 4: Evaluación de los canales consultivos

Para efectuar el cambio político, la OE debe tener una vía para presentar sus problemas al gobierno. Las consultas estructuradas y rutinarias proveerán dicha vía.

Las culturas administrativas del sector público tendrán un amplio rol en el compromiso de la OE. En los países más desarrollados, existen tradiciones poco sólidas de apertura y participación de las partes interesadas en las políticas públicas. Por el contrario, existen tradiciones que son típicamente de larga data con respecto a la monopolización y la confidencialidad de la información, junto con relaciones hostiles y suspicaces entre el sector público y el privado.

Una cultura de confidencialidad puede impedir que las instituciones públicas interactúen libremente con las OE. Las regulaciones y la toma de decisiones podrían excluir las discusiones públicas, y bloquear la información a los medios de comunicación. Este enfoque fortalece a aquéllos que se oponen a las reformas porque ellos pueden controlar con más facilidad el proceso, el flujo de información y la gestión.

Mayormente, las OE tienen que superar los intereses apremiantes en favor del statu quo, pero también deben generar enfoques innovadores y no familiares hacia el desarrollo de políticas públicas que son vistas, en sí mismas, como amenazantes para los que están en favor del statu quo.

Donde éstas no existen, el objetivo principal de la OE deberá ser el establecimientoe mecanismos formales, institucionalizados, que brinden a la empresa una oportunidad para participar en la toma de decisiones de una manera más exhaustiva y fluida.

Pero este hecho conlleva a desafíos. La falta de confianza entre el sector público y privado puede ser considerable. Dentro del sector público, muchos políticos y burócratas pueden estar bastante más cómodos con una forma centralizada de gobierno, que con un sistema político participativo que podría empoderar al sector privado.(1)

Para que las consultas se conviertan en una rutina, los gobiernos nacionales deben comprometerse a profundizar su relación con la OE a mediano y largo plazo. Ello implica tomar acciones para realizar consultas ad hoc, a fin de desarrollar una asociación total y significativa con la OE.

Una frustración común expresada por las OE es la sensación de que la participación es a menudo poco menos que una formalidad, que no sirve de mucho para abordar sus principales inquietudes.

El éxito para desarrollar eficazmente el proceso de consultas parece ser el resultado de una combinación de factores, incluyendo el nivel de confianza mutua entre las dos partes, la voluntad del gobierno de permitir abiertamente que la OE examine y sugiera mejoras para sus políticas, y la sensación de  la OE de que su recomendación ha sido reconocida para la formulación de las políticas del gobierno.

4.1 Venta del valor de la OE al gobierno

La meta principal del cabildeo es que la OE forme parte del proceso de formulación de políticas para que ellos puedan implementar, periódicamente, las políticas, leyes y reglamentos que son de su interés – si éste no fuera ya el caso. Ello implica establecer buenas relaciones de trabajo con los responsables específicos de la formulación de políticas (los objetivos pueden cambiar de un problema a otro) y con su personal. El personal de la OE deberá establecer buenas relaciones con los funcionarios públicos y deberá proveerles información fundamental que influya en su percepción de los problemas.(2)

Las OE pueden jugar un rol sumamente importante para ayudar a que los gobiernos mejoren el clima de inversión y el diseño de las reformas políticas. Como actores clave de la economía, a través de la OE, las empresas pueden suministrar los "datos sin procesar", que son esenciales para apoyar la formulación de las políticas.

Cuando existe esta relación entre el gobierno y las empresas representativas, ésta envía señales positivas a los inversionistas de que el gobierno escucha las limitaciones del sector privado y es, en consecuencia, más probable concebir alternativas políticas acertadas y razonables. Cuando los gobiernos y las empresas desconfían mutuamente y son poco comunicativos, los inversionistas experimentan una falta de confianza y toman las decisiones basándose en dicha falta de confianza.

La mejor forma en que una OE puede desarrollar mecanismos de consulta sólidos con el gobierno es convenciéndolo que tiene algo que ofrecerle. Las OE deben llevar algo a la mesa – investigación, análisis, datos de encuestas, opiniones justificadas, ideas, propuestas – que el gobierno pueda considerar como útiles para su rol de formulador de políticas.

DIÁLOGOS PÚBLICO-PRIVADOS (DPP) DEL BANCO MUNDIAL(3)

El Banco Mundial ha establecido los DPP para comprometer al sector privado en el diálogo con el gobierno. Éstos constituyen vías potenciales para las OE. Vea el ejemplo del rol que desempeñan los Empleadores Camboyanos (CAMFEBA por sus siglas en inglés) en los DPP.

http://www.publicprivatedialogue.com/workshop%202009/GMAC%20and%20Cambodia%20PPD.ppt

Existen (desde junio del año 2011) 33 DPP respaldados por el Banco Mundial, mayormente en Asia y África, siete Consejos Consultivos de Inversiones Presidenciales (PIAC por sus siglas en inglés) funcionan en el África, y los Programas de Convergencia (SPI por sus siglas en inglés), que están funcionando recientemente en dos países. El impacto económico de las actividades de los DPP ha sido impresionante: con mínimo $500 millones de ahorros en el sector privado, habiendo logrado los DPP numerosos resultados adicionales "suaves" en función de la generación de confianza y buena voluntad entre los participantes, a menudo en ámbitos muy desafiantes. Sin embargo, gran parte de este impacto se ha concentrado en un pequeño número de DPP, siendo Vietnam y Camboya los únicos responsables de por lo menos 250 de un número total de 400 reformas (Albania, Uganda, Bangladesh, Laos y Liberia también han tenido un buen desempeño en los DPP). El Banco reconoce que el compromiso principal de las "organizaciones representativas del sector privado local", que puede ser muy débil, es sumamente importante.  
El establecimiento de los Grupos de Trabajo sobre Género pueden también respaldar a los DPP con el fin de aplicar una visión de género a todo tipo de trabajo a nivel de políticas de los DPP y asegurar que las voces de las mujeres estén representadas en el proceso de los DPP. Existen varias ilustraciones de países donde estos esfuerzos de los DPP han resultado en reformas de políticas para mejorar el clima de inversión de las mujeres en los negocios y les proporciona un mayor acceso a la información, financiamiento, servicios y oportunidades comerciales. Algunos de estos ejemplos están resaltados en "Género y DDP", una presentación realizada por el Grupo del Banco Mundial, 1-3 de junio de 2010 (véase: http://www.publicprivatedialogue.org/workshop%202010/). 

El siguiente conjunto de preguntas puede orientar a que las OE identifiquen las áreas y departamentos principales del sector público que pueden ser favorables para su agenda.(4)

PASO 4: EVALUACIÓN DE LA CONSULTA

¿Cuáles son las actitudes de los políticos con respecto al sector privado?

*Identifique cuáles son los políticos y los partidos políticos que ellos representan. Proporcione ejemplos favorables y desfavorables, donde sea posible.
  • Siempre favorable
  • Favorable
  • Desfavorable
  • Hostil

¿Cuáles son las actitudes de los funcionarios públicos con respecto al sector privado?

*Especifique qué ministerios y departamentos y a qué nivel de jerarquía.
  • Siempre favorable
  • Favorable
  • Desfavorable
  • Hostil

¿Existe reconocimiento por parte del sector público de la importancia del rol de la comunidad empresarial en el debate político?

*Especifique qué ministerios y departamentos y a qué nivel de jerarquía.
  • En todos los ministerios
  • En determinados ministerios
  • Solamente en el Ministerio de Trabajo
  • En ningún Ministerio

¿Existen requisitos obligatorios para que los organismos gubernamentales se comprometan con el sector privado?

  • Sí, para todos los problemas.
  • Solamente en una base ad hoc
  • No

¿De ser así, cuáles son, a qué nivel, y en qué etapa se encuentra del proceso de promulgación de la ley o regulación?

 

¿Los organismos públicos han emitido salvaguardas para evitar el nepotismo, han entrenado a funcionarios del sector público para manejar las relaciones con el sector privado, o han emitido comunicaciones internas sobre las relaciones público-privadas?

  • Sí, y estas medidas han sido eficaces
  • Sí, pero no ha producido ningún efecto
  • No

¿Existen departamentos del gobierno que se consideran que favorecen las inquietudes del sector privado?

Enumere los problemas específicos – Brinde algunos ejemplos recientes

¿Éstos pueden ser elegidos como defensores en las consultas de la OE con el gobierno?

Sí / No

¿Existen algunas personas que pueden actuar como defensores del sector público en los diálogos, y que no son percibidos como figuras políticamente divisivas?

Dé una lista de los nombres y la jerarquía

¿Cómo fueron las experiencias de consultas anteriores de la OE con el gobierno?

¿Los funcionarios gubernamen-tales escucharon las inquietudes de la OE pero no respondieron?

¿La OE tiene procesos formales para recoger insumos de sus miembros en las regiones?

¿Esto se puede hacer con los miembros en todas las regiones del país?

¿La OE puede respaldar el compromiso con el Gobierno?

¿Tiene los recursos adecuados para apoyar el esfuerzo?

¿La OE puede trabajar con otras organizaciones representativas de las empresas para presentar posiciones conjuntas (y fortalecidas)?

Enumere todas las posibles organizaciones.

(1) How to advocate Effectively: A guidebook for business associations (Cómo hacer el cabildeo de manera eficaz: Guía para las asociaciones empresariales), 2006

(2) Ibíd.

(3) Public-Private Dialogue: A Summary of the Fourth PPD Workshop (Diálogo Público Privado: Un Resumen del Cuarto Taller sobre los DPP), Viena, Austria, 2009.

(4) Preguntas adaptadas de: The PPD Handbook: a toolkit for business environment reformers. (Manual de diálogo público-privado: una herramienta para reformadores del entorno empresarial) por Benjamin Herzberg y Andrew Wright [DFID por sus siglas en inglés], Banco Mundial, CFI, Centro de Desarrollo de la OCDE.