Paso 1: Adopción de una propuesta focalizada

Para desarrollar políticas prioritarias, las OE deben empezar por la premisa de que los gobiernos enfrentan restricciones políticas y administrativas, y cuentan con un capital limitado para la formulación de políticas. Aún cuando los gobiernos estuvieran totalmente comprometidos en desarrollar estrategias para aumentar el crecimiento, no podrían lograr mucho. Proporcionarles una larga lista de reformas causará frustración y demora –y a la larga y lo que es más grave– ocasionará mayores limitaciones y las empresas no recibirán la atención política que merecen.

Las estrategias de la OE deben tomar en cuenta las prioridades: por lo tanto la propuesta es enfocarse en un grupo limitado de restricciones del sector empresarial (vale decir, no en todas) que pueden ser tratadas de manera realista dentro de un determinado período de tiempo.

El enfoque del "marco de limitaciones vinculantes"(1) está basado en la identificación de los cuellos de botella más importantes de la economía en un determinado momento, y en el enfoque de los esfuerzos para atenuar dichas escasas limitaciones dentro de las capacidades y competencias de las OE.

Este marco está basado en el concepto de que el conjunto de principios básicos(2), tales como el respeto a los derechos de propiedad, los marcos macroeconómicos sólidos, la protección del inversionista, y demás, combinados con las estrategias de crecimiento específicas de cada país, tienen más probabilidades de ser exitosas en la creación de un entorno propicio para la generación de empresas sostenibles.

1.1 ¿Por qué es coherente una propuesta focalizada en el cabildeo?

Las políticas de crecimiento exitosas junto con las necesarias instituciones económicas, políticas y reguladoras que las apoyan, se desarrollan durante un largo período de tiempo.

Considere un sistema financiero moderno: su funcionamiento depende de un gran número de personas e instituciones que, en conjunto, deberán permitir una asignación eficiente de capital y la dispersión del riesgo. Una lista no exhaustiva podría incluir abogados bursátiles y corporativos, instituciones reguladoras, leyes sobre divulgación para tratar las asimetrías y las brechas de información existentes en diversos mercados financieros, leyes de  valores, banqueros y bancos comerciales y de inversión, gestores de cartera, corredores de bolsa, analistas, compañías de corretaje, gestores de riesgos, profesionales y entidades de capital privado, mercados y operadores de deuda pública, y un banco central competente e independiente. Estos marcos e instituciones se han creado durante el desarrollo y crecimiento económico y para lograrlo se han necesitado décadas.(3)

El simple hecho de sugerir que los países en desarrollo deberían intentar reproducir lo que se hace en los países desarrollados, en un marco de tiempo reducido y a través de dominios políticos, ha demostrado no funcionar.  El esfuerzo y el capital político que se requieren son demasiado grandes, en comparación con las amplias limitaciones que existen comúnmente en las administraciones políticas.

La propuesta de “hágalo todo” es simplemente un programa de reformas demasiado ambicioso; asimismo, no señala a los responsables de la formulación de políticas “por dónde empezar”, dando casi siempre como resultado que el esfuerzo político se diluya en demasiados ámbitos de diversa índole, y también dando lugar a reformas poco elaboradas e insostenibles. Las leyes y usos en países que han alcanzado su desarrollo desde hace mucho tiempo se han implementado de manera muy débil, sin tomar muy en cuenta su aplicación práctica, su costo real, o, lo que es más importante, su sostenibilidad.(4)

Siempre habrán temas que surjan de improviso y que requieran atención inmediata. Pero las OE deben oponerse a asumir demasiados problemas al mismo tiempo. El peligro es que no se dará la debida atención a dichos problemas, y la mayoría no se solucionarán. Para tratar de resolver un problema mediante la formulación de políticas y el cabildeo se requiere recursos y esfuerzos mayores para realizar la investigación y preparar propuestas políticas convincentes, sin mencionar el esfuerzo que se necesita para reunirse con los políticos y funcionarios públicos y poder ejercer influencia sobre ellos. Eso no significa que la OE deberá dejar de lado todos los demás problemas, ya que ello también podría ser un craso error: todavía la OE debe solucionar los problemas que se presentan a diario. Aún le resta satisfacer las necesidades inmediatas de sus miembros; y también debe tener una visión política a largo plazo -- y el concepto del EPES ayudará a la OE en este asunto. Sobre todo, la OE debe enfocarse para lograr resultados políticos.

1.2 Esfuerzos de priorización La OE debe enfocarse en la ley y los reglamentos más apremiantes, y centrarse solamente en las propuestas previstas para lograr el mayor impacto en las empresas.

La OE debe enfocarse en la ley y los reglamentos más apremiantes, y centrarse solamente en las propuestas previstas para lograr el mayor impacto en las empresas.

La OE deberá enfocarse en evaluar la naturaleza y magnitud del problema que se espera resolver mediante la regulación o la acción política. Ello incluye identificar:

  • Qué sector/es será/n el/los más afectados.
  • Si afectará más a las empresas más pequeñas o a las más grandes.
  • Cuál es la naturaleza del impacto en cada sector.
  • Tendrá un mayor impacto en las empresas propiedad de mujeres.
  • Cuál es la intensidad de estos efectos.
  • Cuál será la duración de estos efectos.

(1) Este Marco ha sido adaptado del trabajo de Dani Rodrik, Ricardo Hausmann y Andres Velasco John F. Kennedy School of Government, Harvard University: http://www.hks.harvard.edu/fs/drodrik/GrowthStrategies.pdf

(2) Descrito en la Publicación de la OIT/ACTEMP: Role of the EO in Growth and sustainable enterprise promotion (Rol de la OE en el crecimiento y la promoción de empresas sostenibles), 2010..

(3) Mohamed El-Erian y Michael Spence: Growth Strategies and Dynamics: Insights from country experiences (Dinámica y Estrategias de Crecimiento: Conocimientos derivados de experiencias de los países), Washington, D.C., Comisión de Crecimiento y Desarrollo, 2008.

(4) Ricardo Hausmann, Bailey Klinger, Rodrigo Wagner: Doing growth diagnostics in practice: A mindbook (Haciendo el diagnóstico del crecimiento en la práctica: Un "mindbook"), Centro para el Desarrollo Internacional, Universidad de Harvard, setiembre, 2008.